¿Se puede esperar algo bueno del cambio?


La mayor parte de gente, cuando piensa en la idea de cambio, evoca prácticamente algo maldito.


  • El cambio que vino para quedarse,

  • Cómo cambiaron nuestras vidas, de estabilidad a incertidumbre,

  • La pregunta constante sobre cuándo cambiarán las cosas...

El cambio es, ahora, el culpable de nuestra situación, y pensar en uno a mejor nos tentaría si alguien nos asegurara que fuera a mejor, pero también, a la vez, nos da un miedo atroz. Y esta aparente contradicción es en la que me detengo ahora.


Cuando temes un cambio es porque tienes algo que perder. Si estamos tan mal, por otra parte, tenemos mucho que ganar. Así que, a la vuelta de un cambio, aunque podamos encontrar sorpresas, imprevistos, retos y problemas nuevos que hay que resolver, también hay mucho de oportunidad escondida.


  • Cambiar de escenario renueva nuestros sentidos. Pero nos atrae la comodidad.

  • Cambiar la actividad nos da posibilidades nuevas de crecer. Pero requiere análisis, esfuerzo, y un cierto nivel de riesgo. También un sentido cooperativo en comunidad, y no solo competitivo, como venimos haciendo hasta aquí.

  • Cambiar de perspectiva puede abrirnos las puertas a una dimensión en la que algunos de los aspectos anteriores que, incluso, podrían llevar tiempo esclavizándonos, o poniéndonos un techo de cristal que nos impide ir más allá, darían lugar a algo nuevo, fresco, poderoso, lleno de nuevas posibilidades.


¿Qué aspectos ha traído el cambio a tu vida?


  • Sin duda has perdido cosas. Tal vez personas. Es lo primero que notamos, y esto es justamente lo que nos lleva a la acción.

  • Pero ahora, consciente de las pérdidas, de los cascotes de las ruinas que tenemos delante, es tiempo de empezar a construir de nuevo, y en medio de eso, el cambio es un gran aliado. Se renueva la tierra, se corrigen los errores, se levanta un edificio nuevo, más funcional, diferente.

Puede ser mejor, aunque añoremos lo increíble que también tuvimos y no está. Porque, con los años, es ley de vida que acumulemos pérdidas, pero eso no es parte del cambio actual. Siempre estuvo ahí.

Entradas Recientes

Ver todo