Consulta Psicológica

Solo modalidad Online

SHOT%201%20BLANCO%20Y%20NEGRO_edited.jpg

EN EL GABINETE que dirijo, funcionamos de la siguiente forma:

  • La primera sesión es siempre conmigo

    • a través de una entrevista hago una primera valoración,

    • tomo el pulso actual de la situación,

    • doy las primeras pautas de contención (Primeros Auxilios Psicológicos),

    • y asigno el caso al profesional del equipo que mejor puede llevar el caso.

  • Por supuesto, el paciente no tendría que contarle al nuevo terapeuta por segunda vez la información, sino que la reciben de mi parte, estructurada para trabajar y con mis indicaciones terapéuticas en base a esa primera entrevista.

  • La intervención empieza desde el primer día, en base a la información de que disponemos en ese momento, y se va complementando conforme avanzan las sesiones con el terapeuta asignado.

  • Todos ellos tienen amplia experiencia y una forma de trabajo similar a la mía.

  • Al igual que yo, además, son cristianos evangélicos, ya que el 95% de nuestros pacientes lo son también. La diferencia en el despacho –y solo para ellos–  es sencillamente que podemos comprender su lenguaje y también sus inquietudes espirituales de forma distinta a quien no las comparte o conoce.  Para el resto de pacientes, somos como un terapeuta más. 

  • Cada sesión es una reunión de expertos, en que nosotros somos los expertos en comportamiento, cierto, pero el paciente es, sin duda, el experto en su propia vida y situación. 

FOTO LIDIA EN ZOOM.png

EN CUANTO A LAS CONSULTAS...

  • Se realizan SIEMPRE ONLINE, a través de la plataforma ZOOM y duran 50 minutos.

  • Cuando llega la hora de la consulta, recibirás un enlace por vía Whatsapp o por mail, como prefieras, para conectarte y comenzar la sesión. Cada consulta tendrá un enlace diferente de un solo uso. 

  • Para pedir una cita, puedes hacerlo a través del formulario de contacto de esta página web.

Hay 2 MODALIDADES de trabajo:

  • Sesiones SUELTAS de 50 minutos (Precio 70€/sesión)​

    • Son la opción ideal para comenzar.​

    • Mi recomendación es que tengas una primera sesión, y a partir de ahí, puedas decidir en los siguientes días, ya que al final de la consulta se te hará una propuesta de trabajo sin compromiso.

    • La primera consulta se cobra igual que las demás. El trabajo que realizamos en ella es, si cabe, más intenso y difícil, y tiene la misma responsabilidad profesional que cualquier otra cita posterior. Igual pasa con el formato online, que no es de menor calidad ni eficacia por desarrollarse en esa forma.

    • Eso sí, si finalmente decides que quieres seguir con bonos, ese primer pago de 70€ se descuenta del total, con lo que te saldrá al precio reducido.

  • Bonos de 4 sesiones de 50 minutos (Precio 240€/bono –60€/sesión– con una caducidad de 50 días)

    • Son mi recomendación cuando has tenido la primera sesión y te convence el plan de trabajo propuesto. ​

    • Al principio es bastante habitual necesitar que las sesiones sean más frecuentes. Cuatro es un buen número para notar un cierto avance, y de ahí la duración de los bonos.

    • Puedes adquirir tantos bonos como desees o necesites.

    • Son, además, transferibles de persona a persona (por ejemplo, varios miembros de la familia pueden usar el mismo bono si lo desean).

    • La ventaja evidente es el precio reducido (10€/sesión menos, 40€/bono de ahorro total), PERO

      • han de usarse las 4 sesiones en un máximo de 50 días desde que se tuvo la primera,

      • debe pagarse completo máximo el día de la segunda sesión,

      • y NO es reembolsable. 

    • Puedes, entonces, abonarlo en dos partes (70€ el primer día + 170€ el segundo día, no pagando nada en la tercera y cuarta sesión) o bien, si lo tienes claro desde el principio, en un único pago de 240€ el primer día.​

  • Sesiones Exprés de 30 minutos (35€/sesión)

    • Estas sesiones solo tienen sentido cuando se lleva cierto tiempo trabajando y lo que la persona necesita es algo de supervisión o acompañamiento puntual como forma de seguimiento después un tiempo en tratamiento.​

    • La idea en esas sesiones es abordar dudas muy puntuales o afinar algún aspecto del tratamiento que se haya desajustado. Son sesiones muy intensas y rápidas, con una intervención muy directiva de parte del terapeuta.

    • Son ideales cuando no es conveniente estar demasiado tiempo sin sesión, pero no se ha acumulado tanta información como para justificar una sesión de una hora. Lo más frecuente cuando no se tiene esta opción es que la persona espere demasiado para pedir ayuda y que, casi siempre, debido a la misma razón, haya demasiado que abordar en una misma sesión. Esta modalidad, por tanto, resuelve ambos problemas dando una alternativa.

    • Nunca son una opción como primera consulta. La sensación que el paciente tendría es de no haber podido abordar prácticamente nada y haber tirado el dinero.

  • El pago se realiza digitalmente y estas son las opciones:​

    • Desde España: por transferencia bancaria o por Bizum, el mismo día de la consulta (no antes).

    • Desde el extranjero: también máximo el mismo día de la consulta, por medio de la plataforma TRANSFERWISE, que es un medio seguro con funcionamiento directo y económico para el cliente, que opera con un buen número de países y divisas. (En caso de no ser el caso del país en cuestión, se establecerán otras opciones llegado el momento). 

    • Has de tener en cuenta que los precios que aparecen en esta web son los que debe recibir el terapeuta íntegramente. Cualquier comisión de la plataforma de pago escogida corre a cuenta del paciente. De ahí que, por ejemplo, para pagos desde el extranjero, TRANSFERWISE haya sido un gran descubrimiento para buena parte de mis pacientes.